miércoles, 30 de septiembre de 2009


Acción Educativa tiene en marcha su escuela de otoño y los profesionales de la Educación Infantil disponemos así de cursos de perfeccionamiento en los que poder participar.
Para más información sólo tienes que pinchar en la imagen.

escribe sobre este texto el desarrollo de tu noticia

4 comentarios:

ines maria dijo...

Dirijo una escuela infantil privada de cero a tres. Soy Lda. en Psicología y con bastantes años de experiencia en educación infantil, además de ser madre de cuatro hijas. Quiero dejar constancia de mi indignación por suponer que tan sólo la educación infantil pública puede ser de calidad. En primer lugar, sacar una oposición no garantiza ser un/una buen/a maestr@. Conozco un montón de maestros en enseñanza concertada, que con un montón de años de experiencia a sus espaldas ejercen su vocación con una entrega y profesionalidad, que para sí querrían muchos en la pública, que por el mero hecho de haber aprobado una oposición ( con un temario de tan sólo 25 temas ) no van más que a cumplir un horario ( bastante reducido, por cierto ),y como su puesto ya lo tienen fijo para el resto de su vida, no dan un palo al agua. En cambio, en una empresa privada hay que demostrar tus conocimientos y buen hacer todos y cada uno de los días, porque si no te vas a la calle. Así de sencillo.

¿ a que indignan estos comentarios ? Pues pido por favor, que no se emitan juicios de valor tan a la lijera por parte de los defensores de lo público, ya que el buen hacer, la entrega, la profesionalidad, ... no entiende de categorías sociales.

Ines Maria Sanz Engel
Directora E.I. ARCO IRIS

Anónimo dijo...

Inés María:
En la escuela privada lo primero que hay que demostrar todos los días es que es rentable, independientemente del "buen hacer, de la entrega y de la profesionalidad".
A menudo, los profesionales de las guarderías privadas también "se van a la calle" por decisión propia cuando ven en que condiciones están los niños.
Necesitamos y reivindicamos una educación infantil de calidad que no esté condicionada por cuestiones económicas. Se trata, sobre todo, de un derecho de los niños como ciudadanos.
Creo que tienes que informarte mejor acerca de las reivindicaciones de esta plataforma y del colectivo de profesionales. (por cierto, algun@s de ellos pertenecientes a la escuela privada y concertada o de gestión indirecta)
Si eres madre de cuatro hijas estarás de acuerdo en que hay que luchar por que se eduquen en aulas espaciosas, con ratios adecuadas, atendidas por educadores con experiencia y currículum, etc.
Si por desgracia alguna de ellas sufre alguna minusvalía o tiene alguna necesidad educativa especial o tenéis dificultades para llegar a medio mes, estarás de acuerdo en que necesitamos escuelas que de verdad "no entiendan de categorías sociales" ni de otra índole.
Tus comentarios sobre los que aprueban oposiciones son simplemente lamentables y bastante cercanos a las tesis de Doña Esperanza Aguirre y a sus planes de destrucción de lo público.


Raúl. educador en una EI pública de gestión indirecta.

Pepa dijo...

Estimada Inés María:
generalizar es un ejercicio siempre injusto. Si tus quejas van en el sentido de una generalización hacia los profesionales de la educación infantil privada, tus comentarios sobre la escuela infantil pública también generalizan. Como Plataforma de defensa de la educación infantil 06 estamos a favor de una educación infantil de calidad en cualquier centro educativo y defendemos la educación pública como la garantía de igualdad de los niños y niñas en el acceso a las escuelas infantiles.
No se puede unir conceptos como público/ineficaz con privado/profesionalidad, porque no son ciertos. ¿Sabes lo que están cobrando los profesionales de la educación infantil en las escuelas privadas según el X Convenio Estatal? Me imagino que sí, porque como directora, eres la responsable de recursos humanos. ¿Sabes lo que cobran los profesionales de la educación infantil en las escuelas públicas? Hay también un reconocimiento social del trabajo que se refleja en el salario y la titulación inicial y los conocimientos influyen en ello, pero no es lo único. Cobrar menos de setecientos euros, siendo maestra o licenciada con categoría laboral de educadora o asistente no es un indicador de calidad, o por lo menos, no creo que sea un motivo de satisfacción para el trabajador o trabajadora. Malos profesionales los hay en todas partes, pero las condiciones laborales influyen mucho en la calidad del servicio educativo.

Anónimo dijo...

Jamás pondré en duda que la privada se trabaja más que en la pública, y según convenio se gana bien. Creo que el problema está en la diferencia de titulaciones, por cierto conozco un caso entre miles, y ahora más con la crisis, de una empleada de la privada que se revela se le llama la atención y en dos días adquiere una baja de no se sabe qué y supuestamente por 30 días, pero lo más importante es que a día de hoy no dado ninguna explicación. Saludos