miércoles, 16 de julio de 2014

El mal trato de las administraciones a las Escuelas Infantiles Públicas

Resulta realmente doloroso comprobar que, a pesar del enorme esfuerzo realizado por comunidades escolares como la de la Escuela Infantil las Nubes, haya ganado Clece la gestión de la misma.
Esto se debe a que empresas con ánimo de lucro y una Consejería de Educación sin escrúpulos proponen y aceptan que se premie los proyectos económicos a la baja, los que afirman ofrecer un servicio a precios imposibles.
 Los proyectos pedagógicos de calidad, como por ejemplo los presentados para las Nubes o Hiedra,  regentados además por cooperativas o sociedades anónimas laborales sin ánimo de lucro que han demostrado su valía pedagógica y gestora, no han tenido valor alguno y grupos como Eulen, Kidsco o Clece, empresas multiservicios, han ofrecido precios que bajan entre un 20 y un 30% el presupuesto. Eso es, sencillamente, incompatible con unos mínimos de subsistencia para una escuela, ya no decimos siquiera de calidad digna. 
El proyecto pedagógico es lo que menos valor tiene. Por ejemplo, la cooperativa que hasta ahora venía gestionando la Escuela Infantil Las Nubes ha alcanzado un total de 37'9 puntos en la valoración del mismo, frente a los 23 del proyecto educativo de Clece, empresa a la que se ha adjudicado finalmente la Escuela. 
 PINCHA AQUÍ para saber más sobre estas adjudicaciones
Por ello aplaudimos y apoyamos todas las acciones que puedan emprender las Comunidades educativas de estas escuelas y aquéllas que ha expresado pretende poner en marcha, al parecer incluso legales, la Mesa de Agentes Sociales de Educación Infantil. Pincha aquí para saber más
Entre tanta desgracia para la Educación Infantil hay sin embargo una luz de esperanza y es que la Escuela Infantil Patas Arriba ha logrado, con el ayuntamiento de Rivas, que se prorrogue su contrato un año más. Su lucha si ha sido compensada y nos felicitamos con esta comunidad educativa por su obtención, algo que será un gran beneficio para los niños y niñas de Patas Arriba. 
Estamos por ello convencidas de que es imprescindible seguir luchando y conseguir ir parando y revirtiendo un maltrato tan flagrante hacia la Educación Infantil Pública de  nuestra Comunidad.
Nuestra más efusiva enhorabuena a quienes lo han logrado y nuestro apoyo  hacia quienes no lo han conseguido, con quienes compartimos el dolor de profesionales, familias y criaturas que, DE MOMENTO, han visto cómo sus esfuerzos no han sido recompensados.