sábado, 11 de octubre de 2014

La Educación Infantil que queremos (Galicia)

Desde Mareas por la Educación Pública, nos llega este documento de Galicia, en referencia a la Educación Infantil, con el que estamos plenamente de acuerdo por lo que lo traemos al blog para su difusión. Recoge al completo la Etapa de Infantil, aspecto por el que luchamos desde nuestro nacimiento, pero además rescata puntos que se han olvidado en muchas peticiones y declaraciones, como es el caso de la pareja pedagógica para toda la etapa o la reivindicación de que el primer ciclo pertenezca al mismo sistema administrativo que el segundo.
Apoyamos esta declaración y creemos fundamental divulgarla lo más posible.
Es importantísimo que los diferentes colectivos y organizaciones educativas expresen reflexiones de renovación pedagógica y progreso en relación con la primera de etapa del sistema educativo, la más dividida y desigualmente tratada en sus ciclos,  la más olvidada, la menos valorada y, sin embargo, el pilar, con entidad propia, sobre el que todo se construye; el que debería estar mimado para asegurar condiciones de igualdad y equidad desde el comienzo y no cimentar, con su ninguneo, desigualdades y problemas presentes y futuros, mucho más complejos de reparar en los años venideros.
-----------------------------------
La Educación Infantil que queremos (Galicia)
En esta etapa la evolución que experimenta el alumnado es la mayor y la más velocidad que va a tener en toda su vida, es preciso ser exigentes en cuanto a la calidad educativa que les debemos ofertar para acompañarlos en este proceso.
Queremos:
     Centros públicos de educación infantil que cubran toda la etapa y estén integrados en el sistema educativo gallego.
     Ya que toda la Educación infantil está reconocida como una etapa educativa debe haber centros públicos que ofrezcan plazas escolares de esta etapa y, por lo tanto, deben pertenecer a la Consellería de Educación.
Actualmente se considera que la oferta “pública” para el 1º ciclo de Infantil son las Galiñas Azuis que se construyeron en terrenos de los ayuntamientos, con cartos públicos y están gestionadas por el Consorcio Gallego de Igualdad.... (ente “integrado por la Xunta de Galicia, 272 ayuntamientos gallegos y 4 mancomunidades, es la fórmula jurídica escogida para una gestión moderna e innovadora de los servicios sociales.” dice su página web).
Queremos Escuelas Infantiles integradas en el sistema educativo que pertenezcan a la red pública de centros de enseñanza con las características que esta pertenencia conlleva: gratuidad para las familias, puestos de empleo público para las trabajadoras y trabajadores y adscripción a los centros que continúan la escolarización del alumnado para permitir un tránsito entre centros fluído que no dependa de la voluntariedad de los trabajadores.
Un horario escolar más reducido para el alumnado de Infantil. En la actualidad el alumnado de 3 años tiene un horario lectivo como el de 12 años (25 horas semanales) cuando sus necesidades son totalmente diferentes.
Este tiempo en el centro se incrementa en el 1º ciclo con el aspecto asistencial que tienen las Galiñas Azuis, por lo que hay alumnado que llega a estar más de 7 horas en el centro.
Creemos que este alumnado necesita tiempo de calidad en la familia por lo que queremos leyes de compatibilidad de la vida familiar y la laboral que recojan la reducción de horario de los padres, madres o tutores para adaptarlo a las necesidades de los niños, al contrario de la situación actual en la que se incrementa el tiempo de los críos en los centros para compatibilizarlos con el horario laboral de los padres y madres.
Que se mantenga la figura de la pareja pedagógica a lo largo de toda la etapa:dos adultos con cada grupo de alumnado para facilitar la atención individualizada, desarrollo de distintas actividades y el intenso cuidado emocional que este alumnado requiere. Actualmente se está haciendo en las Galiñas Azuis, en el primero ciclo.
Unas ratios más reducidas: bajar a 10 alumnos y alumnas en 1 año, 13 en dos años, 15 en el 2º ciclo de Infantil para poder atender mejor a sus necesidades.
Horaros más flexibles: el horario compartimentado no ayuda a desarrollar una enseñanza globalizada.
Que haya un tiempo diario de psicomotricidad y otro de juego libre. Los dos aspectos son imprescindibles para una buena maduración del alumnado. Cabe señalar que juego libre no quiere decir lo que se llama habitualmente “recreo” sino juego con coetáneos en espacios con elementos estimulantes (juego simbólico, construcciones, ropas, cintas,....).
Que se potencie la autonomía del alumnado siendo eficaces en su cuidado pero evitando la hiperprotección y permitiendo que experimente, tenga errores o a veces se frustre. Los límites también ayudan a crecer.
------------
El resaltado es nuestro