viernes, 18 de marzo de 2011

La hipocresía de muchas administraciones

Junto a declaraciones permanentes de la importancia de la educación infantil y el apoyo que las administraciones le dan supuestamente en todos los territorios vemos cómo:

En Asturias está siendo la justicia (ver post anteriores) la que ha tenido que definir los derechos de sus profesionales en diferentes ayuntamientos, algunos de los cuales, como Langreo han decidido entonces replantearse las Escuelas 0-3 para no asumir más personal. Podríamos traducirlo por: ” si quieres disfrutar de tus derechos te amenazo con no abrir escuelas”

Al tiempo, en Cataluña, el Gobierno de la Generalitat, decide paliar la crisis reduciendo las partidas de servicios indispensables como el agua o la luz dotándo a las Escuelas infantilescon menos fondos para ello.
Nos preguntamos junto a EducadorasdeInfantil: ¿De verdad es necesario llegar a esto, sin haber tomado antes otras medidas? (pensiones vitalicias de políticos, senado, dietas...?)

Madrid ha deteriorado enormemente la red pública de Escuelas Infantiles dejando al mejor postor económico la gestión indirecta de escuelas públicas, primando propuestas de precios a la baja aún a costa de sacrificar servicios y proyecto educativo y aumentando las tasas que pagan las familias menos pudientes. Prepara el escenario segregador desde la primera infancia para poder luego poner en práctica su “última revelación”: separar en las aulas alumnos con diferentes capacidades.

Podríamos seguir pero..., como reflexión colectiva, estaría bien retomar lo que, en su día, Viçens Navarro definió como el 4º pilar del bienestar, el apartado que tiene que ver con políticas de infancia de calidad, públicas y ajustadas a los derechos de los niños y niñas. En su análisis sobre las relaciones entre pensiones y escuelas de infancia (se agradece la defensa que hace del término escuela frente al de guardería) diferencia entre Administraciones inteligentes que ven esta inversión como una rentabilidad social a medio y largo plazo y aquéllas que no lo son y actúan de forma pazguata y con un economicismo miope y egoísta.
Aunque pensamos que un plan adecuado de primera infancia tendría que ser interministerial y afectar también por ello, entre otras cosas, al establecimiento de unos horarios laborales más racionales para las familias, así como a la recuperación y ampliación, que no a la pérdida actual, de derechos sociales, laborales y ciudadanos cuya carencia dificulta a las familias para poder vivir y disfrutar con sus criaturas.

2 comentarios:

Izaskun dijo...

El Gobierno de Navarra también ha recortado la partida presupuestaria en TODOS los puntos (personal, alimentación, material pedagógico...) de sus escuelas infantiles. Desconozco si también ha reducido la subvención para las EEII de los Ayuntamientos. Pero no queda ahí la cosa sino que además ha subido las tasas que deben pagar las familias. Y lo ha hecho de una manera inaudita desde mi punto de vista, porque no ha sido de manera lineal por ejemplo, un dos por ciento para todas las tarifas, si no que se han cargado las tarifas de los dos tramos más bajos de ingresos. Por lo que las familias con menor ingreso pasar a pagar directamente las tarifas del tercer tramo, y las tarifas de los tramos más altos (rentas más elevadas) se han quedado igual. Un poco complicado para explicarlo en pocas líneas.

plataforma dijo...

Gracias por tus comentarios Izas. En todos los sitios se está apostando por reducir en la Educación Infantil y curiosamente, casi en todas partes se penaliza a quien menos tiene.