viernes, 19 de junio de 2015

Carta abierta a… los profesores de educación infantil

Hoy termina el curso escolar para el segundo ciclo de Infantil y para Primaria. Ha sido un año duro, un año de grandes pérdidas y demasiados recortes para la Educación en general y para la Educación Infantil en particular. Tenemos que tomar mucho aire, mucha  energía para renovar las fuerzas y seguir defendiendo todo aquello en lo que creemos el próximo curso escolar.
Nuestras compañeras y compañeros del primer ciclo siguen aún un mes más, una de las debilidades del sistema que parece querernos convencer de que los niños y niñas de ese ciclo y sus profesionales son de otro tipo. Pero no es así y seguiremos defendiéndolo.
Sin embargo hoy queremos despedir el curso con un buen sabor de boca, el que se merece esta etapa de Infantil, en forma de agradecimiento, el de una madre que escribe a las profesoras de Infantil, a las que ha tenido su hija y en las que se representan muchas y muchos profesionales que, día a día se dejan la piel en las aulas para que los niños y niñas de infantil de este país tengan una vida mejor. Felicitamos a las compañeras que se han hecho acreedoras de este agradecimiento y extendemos mediante su difusión el que merecen cientos de compañeros y compañeras que quizás no lo hayan tenido pero que lo merecen igualmente.
GRACIAS A TODOS Y A TODAS LAS QUE SEGUÍS CREYENDO EN LA INFANCIA Y LO DEMOSTRÁIS DÍA A DÍA EN LA ESCUELA PÚBLICA A PESAR DE LAS CIRCUNSTANCIAS ADVERSAS.
-------------

Carta abierta a… los profesores de educación infantil
Acabo de mandar una carta y ya llega la siguiente, en Correos deben estar que no caben de gozo en sí…
Esta tarde se celebra la graduación en el ciclo de Educación Infantil de mi hija pequeña, Adriana (por cierto, que hoy me ha dicho que cuando cumpla ocho años ella también va a empezar a escribir en el blog), y por eso creo que es buen momento para mandar una carta a todos esos profesores que le han acompañado en estos cinco años que lleva en el cole.

Queridos profesores y profesoras de educación infantil:

Esta carta no va dirigida a ninguno de vosotros en general, pero sí a todos en particular. No quiero olvidarme hoy de ningún nombre, Upe, Almu, Cristina, Raúl, Pilar y Beatriz, Vito y Nerea, Aurora y Paloma, la “teacher” Carmen y por supuesto la seño Gema. A todos gracias, muchas gracias, por vuestro trabajo y por vuestra labor.
¿Por qué estas letras, por qué esta carta? Porque vuestra dedicación, vuestro cariño, vuestra paciencia y vuestra alegría contagiosa lo merecen. Vuestra dedicación, vuestro cariño, vuestra paciencia y vuestra alegría hacen que los niños cada día vengan más contentos al cole, gracias pues, por las sonrisas de cada mañana, por la paciencia de cada día, por los besos de cada despedida y también por regañarles cuando algo no está bien porque de eso…, también se aprende.
Cuantas lágrimas habréis limpiado, cuantas caricias habréis hecho, cuantos besos habréis repartido, cuantas heriditas habréis sanado con ese abrazo siempre a tiempo. Siempre pendientes, siempre mirando por todos vuestros niños. Nunca una mala cara, nunca un mal gesto y eso que a veces, nosotros, los padres, no os lo ponemos nada fácil, creemos que lo sabemos todo, creemos que no entendéis a nuestros hijos, creemos que os estáis equivocando y a veces os echamos cosas en cara y no, no llevamos razón.
Fijaros que hasta ahora no he hablado nada de todo lo que estos pequeños que hoy se gradúan han aprendido, ahora ya saben escribir sus primeras palabras, leen con mayor o menor soltura, dibujan, hacen sus pinitos con los números, pero no es eso ni con mucho lo más importante que les habéis enseñado, lo mejor, y con diferencia, es que habéis hecho de todos ellos buenas personitas. Gracias una vez más.
No sé que será de todos estos niños y niñas en el futuro, unos serán abogados, habrá ingenieras, médicos, algún filósofo, informáticas, diseñadores, alguno o alguna se podrá dedicar a trabajos artesanos, ¿por qué no algún poeta?, incluso alguien a lo mejor se termina dedicando a la política, que no todo lo podéis hacer bien :). Seguramente otros tendrán profesiones que hoy ni siquiera nos imaginamos, porque todavía ni existen ni se han inventado, pero seguro que igual que yo, más de un padre y una madre habrán escuchado en más de una ocasión que estos pequeños, que hoy dan un paso adelante en su educación, de mayores quieren ser profesores o profesoras, como su “seños”. Ojalá sea así, porque esta es seguramente la profesión más importante y más bonita de todas, la de enseñar mientras se sigue aprendiendo día a día. Por eso vosotros, los profes de infantil sois los más sabios de todos los profesores porque cada día que pasa aprendéis algo nuevo de quién más sabe, los niños más pequeños, vuestros niños.
Sois una parte fundamental de su educación, habéis puesto las primeras piedras, los primeros cimientos de su formación. Gracias una vez más por todo ello.
He tenido muchos profesores a lo largo de mi vida, en parvulitos como se decía antes, en la EGB, en el instituto, en la universidad y ¿sabéis?, me acuerdo de muchos de ellos, a otros los he olvidado, pero guardo un recuerdo especial de los primeros, de mi “seño” Mari Carmen, de mi “seño” María Luisa. Ahora que mis tres hijas han terminado la educación infantil guardo también un recuerdo muy, muy especial de sus profes. Seguramente cuando ellas vayan siendo más mayores me olvidaré algún nombre de alguno de los profesores de primaria, más aún de los de secundaria…, pero no me olvidaré nunca de sus seños de Infantil. Habéis sido sus profesoras, pero también las mías. ;)
Son muchos los momentos vividos juntos, los momentos compartidos, no recuerdo ni uno solo malo y no porque los haya olvidado sino porque ni siquiera los ha habido. Termina un ciclo, sí, pero no os vamos a olvidar. De vez en cuando pasaremos por vuestra puerta a daros un beso, a saludar, a preguntar cómo os va… Gracias por todo lo que habéis hecho por Paula, Celia y Adriana. Cada una con su forma de ser, con su carácter, su genio…, pero en su nombre y en el mío os digo una vez más, muchas gracias.

Muchísimos besos para todos y todas y muchas, muchas gracias.

JL