jueves, 24 de mayo de 2012

Más de 2 millones de deuda de la Consejería a las Escuela Infantiles de Madrid

En un estado como el nuestro y en una Comunidad como la de Madrid no es casual que se haya optado masivamente por las Escuelas infantiles de Gestión Indirecta frente a la gestión directa de las mismas por parte de la Administración.
No sólo salen más baratas a costa de las condiciones laborales de sus profesionales sino que, históricamente, han ido cobrando con retraso las cantidades que la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid les adeudaba para poder llevar a cabo la gestión de estas Escuelas. Eso incluye pago de sueldo a profesionales y cuotas de Seguridad social, pagar a proveedores cotidianos (agua, gas, luz, teléfono, seguros, alimentación, reposición de material, etc.,), etc.
Si en la gestión directa no hay dinero es la Consejería correspondiente la que responde y l@s profesionales no dejan de percibir sus salarios (aunque los proveedores estén en condiciones similares de falta de cobro), pero si en la gestión indirecta no hay dinero quienes primero dejan de cobrar son l@s profesionales que las gestionan y quienes son contratadas por ellas para cubrir la plantilla.
Pero claro esto es más cómodo para una administración que en un mensaje hipócrita sigue diciendo que para ella es fundamental la calidad de las Escuelas Infantiles de las que es titular (que no gestora directa), aunque cada vez va ganando más terreno el mensaje de "guarda y custodia" al servicio de la conciliación, frente al derecho a la Educación de calidad desde el nacimiento (véase declaraciones de Wert o de Esperanza Aguirre).
Pues bien, ahora se cobrarán las nóminas de noviembre y diciembre, es decir las de hace seis y cinco meses. ¿Por qué no plantean que se les dé a las criaturas la comida correspondiente a hace cinco meses y se ve como algo digno? Pues es el equivalente de lo que proponen porque alguien (las educadoras y educadores, las personas de servicios, etc.) ha tenido que estar pagando la misma durante ese tiempo y quizá se lo haya tenido que quitar de la suya propia y de la de su familia, por no hablar del resto de facturas que antes hemos mencionado.
Seguimos `por tanto diciendo que la gestión indirecta es una trampa utilizada a conveniencia por los distintos gobiernos de la que solo podremos salir cuando las Escuelas Infantiles y Casas de Niños y sus profesionales sean asumidos "directamente" por las administraciones titulares.
Más de dos millones de deuda con nuestras Escuelas Infantiles, esa es la realidad y esa es nuestra vergüenza.
Para saber más pincha aquí y aquí