lunes, 15 de diciembre de 2014

Contra los deberes

Los deberes escolares, con la excusa de crear un hábito de estudio, ya se inician en Educación Infantil en muchos colegios, robando tiempo a las criaturas y a las familias para compartir y crecer juntos. Pero sobre todo es que, en la inmensa mayoría de los casos, no sólo no sirven para nada como afirma el Informe Pisa (pinchar aquí), sino que además son una excusa para prolongar la escuela y el control de maestros y maestras, con frecuencia para "fijar", como se dice, aprendizajes repetitivos e inútiles, cuando no para realizar tareas que no se hacen en clase y que las familias se vuelven locas para poder apoyar.
Estamos en contra de los deberes, jornadas escolares (el trabajo de los niños y niñas) que se prolongan durante horas con frecuencia, pero muy especialmente estamos en contra de los deberes en la Educación Infantil. Los niños y niñas necesitan tiempo libre para poder jugar, actividad esencial en su vida que por desgracia no se produce en el colegio todo lo que sería necesario. No les robemos también las horas de después.

Recomendamos, para la reflexión, la lectura del libro "El Mito de los deberes; Por qué son perjudiciales para el aprendizaje y la convivencia", de Alfie Kohn. (2012) Editorial Kaleida-Forma