viernes, 26 de septiembre de 2014

Cristina Chamorro "Es imposible mantener la calidad educativa si lo importante es reducir costes".



Cristina Chamorro, de UPyD, pregunta en la Comisión de familia y Asuntos Sociales de Ayuntamiento de Madrid, qué explicaciones van a dar las administraciones a todos los madrileños sobre lo  que están haciendo en la Red Pública de Escuelas Infantiles de Ayuntamiento.

Lo que están haciendo es que 6 de las 8 cooperativas que se han tenido que presentar a concurso con los nuevos pliegos han perdido sus escuelas porque proyectos económicos "a la baja" han prevalecido sobre los proyectos educativos de unos equipos que llevaban años demostrando su eficacia y su buen hacer educativo.
La razón es que, para ahorrar dinero, las administraciones redujeron, ya en 2013, el precio de licitación en los concursos un 13%, cantidad que se ha vuelto a aminorarse en los últimos concursos, en un 41% en el caso de la Escuela Infantil Amanecer, en un 40% en el caso de La Escuela Infantil La Caracola y en un 26'1% en el caso de la Escuela Infantil Hiedra, entre otras.

Hasta el curso pasado, y respecto a 2004, se había reducido la aportación de la Administración a las escuelas, de manera que las familias, que entonces pagaban un 33% de la plaza, para este curso escolar, pagarán el 70%. Esto ha provocado, entre otras. una reducción de la demanda, tras la subida efectuada en 2013, que se estima en un 60%, sibn que las situaciones de deprivación social o de cualquier tipo tengan posibilidad alguna de obtener cuotas cero, como existían hace años.

De manera global se ha producido una reducción progresiva del gasto en Educación Infantil, de un 20% desde 2011, que ha provocado que incluso la Defensora del Pueblo pida explicaciones al Ayuntamiento y Cristina Chamorro también pregunta ¿qué le contestarán?
Esta es la síntesis, pero merece la pena escuchar para comprender la imposibilidad de mantener la calidad educativa si lo único importante es reducir costes sin tener para nada en cuenta las necesidades y derechos de las criaturas, de sus familias y de l@s profesionales