domingo, 22 de febrero de 2015

"El niño que juega está jugando con sus orígenes,... entonces no hay que precipitarle"

Aucouturier  describe maravillosamente en esta síntesis, desde una mirada psicomotriz, el significado del juego infantil. La Casita de Perú lo ha rescatado y nosotras lo traemos aquí:  

Bernard Aucouturier:
"El niño que juega está jugando con sus orígenes.
Jugar libremente es vital para el niño porque jugar, es vivir el placer de la representación de sí mismo, de la simbolización, un placer por la repetición. Jugar para el niño, es vivir una etapa psicológica de su desarrollo antes de instalarse en el mundo de la realidad de los adultos.
Entonces, no hay que precipitarle en las exigencias que no le corresponden por su madurez afectiva, porque debe agotar su omnipresencia mágica para sentirse seguro y estar listo para elegir. Mirémosle jugar con mucha atención para tenerle en cuenta y compartamos con él el placer que él vive cuando es el:
· Se balancea con una cuerda, rulo, retal, salta, se desliza, escala.
· Se envuelve en una tela, se esconde en un baúl.
· Cuando es jinete, conductor, guerrero, bailarín, cantante, príncipe, papá, mamá, bebé
· Cuando es un lobo, un cocodrilo, un dragón, bruja, un héroe omnipotente de unos dibujos animados.
· Cuando construye, destruye, dibuja, juega con las palabras."

1 comentario:

Marta Máster dijo...

Hola. me gustó mucho esta reflexión sobre la importancia del juego en la etapa infantil... seguimos en contacto