viernes, 27 de febrero de 2015

La calidad de la relación que establecemos con las criaturas, una educación de altísima calidad en 06


El diálgo tónico-emocional de altísima calidad que se establece en esta interacción criatura-adulto la convierte en una melodía armónica y enternecedora que, como nos descubrió Wallon, reconstruye a la criatura pero también al adulto que lo comparte con ella. Este tipo de calidad relacional debería estar presente en todos los tiempos de acogida y cuidados de los niños y niñas: esto es educar y necesitamos una formación inicial y continua de altísima calidad para ello. En estas interacciones, y en el resto de las que conforman la vida cotidiana, se fundamenta la personalidad humana y, sin embargo, qué desconocidas son para tod@s aquell@s que piensan que para estar con un niño o niña cualquiera vale. ¡Qué profundo error!