domingo, 18 de enero de 2015

Firmas para mantener la Atención Temprana de 0 a 6 años en Castilla La Mancha

Mantener la Atención Temprana de 0 a 6 años
Copiamos a continuación la petición que "Madres Talaveranas" hacen para que firmemos contra la desaparición de la Atención Temprana como la tenían hasta el momento. Es peligroso para la sociedad pero, sobre todo, es un crimen contra las criaturas. 
NO MÁS ATAQUES A LA PRIMERA INFANCIA, en especial a los niños y niñas con "derechos especiales". Ya está ocurriendo en Aragón, ahora Castilla la MANCHA. ¿Qué comunidad autónoma será la siguiente?

Te invitamos a leer su exposición, a firmarla y a difundirla pinchando aquí
---------------------------------
Madres Talaveranas
España
La vida no siempre da segundas oportunidades y en los servicios de Atención temprana lo saben con certeza. Cuando un niño de 0 a 6 años demanda su intervención, no hay discusión. Entienden la importancia de ponerse manos a la obra sin esperar a un diagnóstico definitivo. Es así, porque debido al propio desarrollo y a la plasticidad del cerebro humano en esas edades, pueden conseguirse logros de imposible o muy difícil consecución en esos momentos posteriores. Los beneficios que esto supone para el futuro de los propios individuos y de sus familias, son incalculables.

Con la promulgación de la nueva Ley 7/2014, de 13 de noviembre, de Garantía de los Derechos de las Personas con Discapacidad en Castilla la Mancha. (2014/15009), entendemos que se ponen en riesgo principios esenciales de la atención temprana.

La citada ley incluye en su art.38 sobre la atención temprana el siguiente punto:
     4. El proceso de detección de los niños objeto de atención temprana corresponde prioritariamente a los sistemas sanitario, social y educativo. La intervención en el ámbito social se realizará desde la detección hasta la escolarización del menor, momento a partir del cual el proceso de intervención continuará en el ámbito educativo.

Compartimos plenamente la idea del que el centro escolar es el ámbito ideal para la atención temprana, pero tememos encontrarnos ante la declaración de principios que no se ve acompañada de las medidas reales, de los recursos suficientes para hacerla realidad. Se crean grandes expectativas y se encomiendan hacerlas realidad al sistema educativo sin dotarlo de los medios suficientes. Los perjudicados van a ser niños de 3-6 años que no van a tener mas oportunidad que la que pueda proporcionarles el poder adquisitivo de sus familias. Por eso, tu apoyo es tan importante.
Hasta el momento , la atención temprana es mayoritariamente proporcionada en centros de atención temprana dependientes de los servicios sociales y, en algunos casos, de manera complementaria por apoyos en el ámbito educativo.

En estos centros los niños reciben la estimulación y apoyos necesarios para mejor su evolución personal y, las familias, recibimos guía y asesoramiento para mejorar nuestras competencias, así como pautas y oportunidades para la inclusión social. Por este motivo, asumimos sin dudar, los inconvenientes de desplazar a los niños desde el centro escolar al de atención temprana varias veces por semana.

La realidad del ámbito educativo es diferente:
 En primer lugar por falta de recursos ya que la mayoría de centros escolares no disponen ni de los profesionales ni de las instalaciones para ofrecer algunos servicios. Como por ejemplo: fisioterapia.
En segunda lugar porque los recursos humanos que integran los equipos de orientación de los centros escolares responden a realidades profesionales y perfiles distintos. Es opinión generalizada entre los propios profesionales y el profesorado la necesidad de formación continua, actualizada y especifica.
En tercer y último lugar porque, a día de hoy, posiblemente debido a la escasez de medios, la realidad experimentada por muchas familias con el sistema educativo es de mala comunicación y escasa o nula coordinación con los demás sistemas implicados.


Firma esta petición y pide al Gobierno de Castilla la Mancha que modifique la normativa o su ejecución, porque ningún niño de 3 a 6 años con trastornos en el desarrollo o riesgo de padecerlos, se quede sin la mejor repuesta a sus necesidades permanentes o transitorias. De todo corazón gracias de unas familias que luchan porque lo mejor para sus hijos.